Obstetricia

El periparto se divide en cuatro periodos que se extienden desde 6 meses antes de la fecundación hasta 8 meses después de dar a luz. Éstos son Concepción, Preparto, Parto y Postparto.
La intervención del terapeuta es de vital importancia tanto en la preparación al parto como en el postparto, ya que complementa el trabajo realizado por la matrona y el médico durante el parto.

• Preparto: comprende el periodo que va desde los 4 meses de embarazo hasta el momento del parto. En esta fase el terapeuta trata de normalizar la vivencia del parto s nivel postural, emocional y ambiental, facilita las distintas fases del parto y previene factores de riesgo en el postparto.

• Postparto: comprende todo el periodo posterior al parto en el que la mujer se recupera a todos los niveles. Durante este tiempo el terapeuta trata principalmente de estabilizar las estructuras que han participado en todo el proceso, controlar la respiración y la circulación de las pacientes, facilitar la involución uterina y favorecer la recuperación de la musculatura del suelo pélvico y de la faja abdominal.